Una pequeño homenaje a este tema de Hiroshi Kawaguchi del juego Outrun.